Criterios para la selección de anclajes de fachada:

fachada granito
Aplicaciones del producto

Elegir el sistema de fijación de un granito en una fachada no es tarea fácil. Damos a continuación una serie de criterios a tener en cuenta a la hora de hacerlo.

Los sistemas de anclaje, clasificados en función del procedimiento de fijación al soporte, pueden ser:

  1. Anclajes de unión mecánica: La unión del anclaje al soporte se realiza generalmente a través de tacos de expansión. Este tipo de fijación es ideal para soportes resistentes y tiene la ventaja de entrar en carga inmediatamente. Suele ofrecer mejor resistencia al calor y al fuego.
  1. Anclajes de unión química: Su comportamiento ante cargas dinámicas es normalmente superior a las fijaciones por unión mecánica. Hablamos de fijaciones por mortero o fijaciones por adhesivos (morteros con resinas).
  1. Fijación con perfilería, a través de una estructura auxiliar de perfiles verticales y/o horizontales. La ventaja de este sistema es que los esfuerzos se transmiten a través de los cantos de los forjados.

En la selección del sistema de anclaje se deberán tener en cuenta aspectos como los siguientes:

  1. Adecuación del anclaje al revestimiento de piedra: La seguridad del sistema de anclaje frente al desprendimiento es función, entre otras cosas, de la superficie de contacto anclaje/piedra, por ello un apoyo sobre pasador será de menor garantía que uno sobre ranura y, en mayor medida, que uno de ranura continua. En cuanto a los anclajes de bulón o pasador, se debe evitar la mala práctica, más frecuente de lo aceptable, de perforar la piedra en obra y no en taller.
  2. Adecuación del anclaje al soporte: Para el empleo de anclajes puntuales se recomienda que el soporte sea de ladrillo perforado u hormigón. Cuando el soporte es una fábrica de ladrillo hueco o bloque de hormigón, la homogeneidad del comportamiento mecánico de los anclajes puntuales es menor, por ello, en estos casos, es más recomendable el empleo de perfilería auxiliar.
  3. Acciones a las que se puede ver sometida la fachada: Especialmente se deberá tener en cuenta la agresividad del medio, las condiciones de la fachada (expuesta o no), la altura de la misma, las características particulares de la zona (clima, esfuerzos de flexión debidos al viento, etc.)
  4. Incompatibilidades entre los diferentes materiales constituyentes:

Se deberán tener en cuenta, entre otras posibles, las siguientes causas de incompatibilidades, evitándose mediante las medidas de protección adecuadas:

4.1. Las que generen pares galvánicos por contacto entre metales de diferente naturaleza como el aluminio y el acero inoxidable en ambientes de alta agresividad, o morteros de unión del soporte a los componentes del anclaje.

4.2.  Las que conlleven un riesgo de transporte de sales del soporte al revestimiento.

4.3.  Las incompatibilidades de sellantes de cualquier naturaleza, como ciertas siliconas.

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blog EuroCKP