PER – pavimentos elevados registrables con piedra natural

Foto principal
Divulgación

Los PER, pavimentos elevados registrables, o suelos técnicos, son una modalidad de pavimentación moderna y funcional.

Su penetración en los mercados es creciente debido a su gran versatilidad a la hora de acometer cambios en la distribución de espacios en edificios de uso colectivo de una manera funcional y sin obras, ya que éstas alteran el ámbito de trabajo de los usuarios.

En esta modalidad de pavimentación, como no podía ser de otra manera, la piedra ocupa un lugar preferente, debido a las excelentes propiedades de este material y a la precisión de la maquinaria de transformación que hoy en día se utiliza, lo que permite cumplir con los requisitos dimensionales exigibles para este tipo de pavimentos.

A la hora de diseñar un PER deben analizarse cada uno de los componentes que lo constituyen para tomar las decisiones oportunas en cada caso.

Los componentes del sistema son los siguientes:

  1. Baldosa de piedra: Las baldosas deben cumplir con los requisitos generales de la piedra y los requisitos dimensionales de las normas de producto europeas. Además, deben cumplir con otro tipo de requerimientos, como los que hacen referencia a la carga límite, la carga dinámica de impacto de cuerpos duros y la carga dinámica de impacto de cuerpo blando.
  2. Pedestales: pueden ser de distintos materiales y tipos, y se han de seleccionar en función de las cargas de tráfico esperadas, del tamaño de la baldosa y de la altura del plenum (espacio entre la base y la baldosa). Los pedestales deben permitir, al menos, su regulación y bloqueo en altura. Además, los pedestales deben soportar, durante su vida útil, las solicitaciones ambientales sin sufrir alteraciones, lo que debe estar garantizado por el fabricante.
  3. Travesaños: pueden existir o no, dependiendo del tipo de sistema elegido, de las cargas de tráfico, del tamaño de la baldosa y de la altura del plenum. Los travesaños son componentes horizontales que unen entre sí dos pedestales, para dar una mayor estabilidad al sistema. Deben ser metálicos, de acero o aleación de aluminio, y no constituir par galvánico con los materiales en contacto.

 

EVA PORTAS FERNANDEZ

AREA DE CONSULTORIA TECNICA

CENTRO TECNOLOXICO DO GRANITO

 

 

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blog EuroCKP