El granito, diseño natural

Captura
EUROCKP

Hoy queremos recordar que el granito es una roca natural que se ha formado por procesos geológicos complejos y esto hace que exista una infinita gama de texturas y colores.

Se forma a partir del la solidificación (cristalización) de un fundido silicatado o magma (700-1200ºC) que asciende desde el manto y cuyo enfriamiento se produce en una zona profunda de la corteza, por lo que dicho enfriamiento es lento y hay tiempo para que se formen grandes cristales.

El aspecto final del granito, definido principalmente por su textura y color, además de darle al granito su componente estética cuenta la historia de su formación. Por eso, las piezas de esta piedra natural son únicas. Son rocas cuyo emplazamiento en la corteza se ha producido hace millones de años.

La textura está definida por el tamaño de grano, la distribución entre los componentes de la roca, etc. siendo el resultado de su proceso de formación, reflejando por ejemplo, la velocidad de enfriamiento del magma a partir del cual está formado, de manera que cuanto mayor sea el tamaño de los cristales que forman el granito, más lento habrá sido el enfriamiento del magma a partir del cual se formó.

Figura 1. Imágenes de granitos gallegos (10×10 cm): GRIS ALBA, GRIS MONDARIZ, ROSAVEL, de izquierda a derecha de menor a mayor tamaño de grano, es decir, que han sufrido un enfriamiento de más rápido a más lento durante su formación.

 

En cuanto a la distribución de los componentes, las figuras anteriores por ejemplo, representan granitos con texturas granudas, pero cuando estas rocas han sufrido deformación a escala regional, presentan texturas bandeadas, definidas por acumulación de ciertos minerales y generalmente orientados, en este caso, no son “granitos” en sentido estricto sino rocas metamórficas, aunque comercialmente se consideran como tales.

granitos
Figura 2. Imágenes de “granitos” con texturas bandeadas (10×10 cm): SALMON PINK, ROJO GUAYABA-GUAYANA, MULTICOLOR RED.

 

El color está determinado por su composición química, cada mineral que conforma la roca puede tener una coloración típica, pero a su vez, pequeñas impurezas en la composición de un mineral pueden variar ese color; por ejemplo, los feldespatos alcalinos son los que suelen presentar más variación con tonalidades blancas, rosadas, rojizas, amarillentas, etc. Así por ejemplo, en los granitos gallegos del sur de Pontevedra son habituales los feldespatos rosas.

El granito es una roca formada principalmente por los siguientes minerales: cuarzo, feldespatos (feldespato alcalino y plagiocasa) y micas. Si nos fijamos bien en un granito, podremos distinguir los diferentes minerales a simple vista:

Figura 3. Imagen del granito Rosa Porriño (10×10 cm). En rosa, los feldespatos alcalinos, en blanco lechoso las plagioclasas, el cuarzo de color gris (cristales traslúcidos) y en negro las biotitas (micas negras).

 

Así que recuerde, su encimera o revestimiento de granito será única y cuenta una historia forjada hace millones de años, no encontrará otra exactamente igual.
Nuria Sánchez Delgado
Doctora en Geología
CENTRO TECNOLÓXICO DO GRANITO DE GALICIA

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blog EuroCKP