Diferencias principales entre el granito y el mármol

Granite flooring
Tendencias granito

Tanto el granito como el mármol son dos piedras naturales ampliamente utilizadas en construcción y decoración desde tiempos inmemoriales. Ambos aportan una estética muy elegante y una singular belleza a cualquier estancia. Además, la variedad de cromatismos y veteados que hay disponibles, hoy en día, permite adaptarse a cualquier estilo.

Mármol: características

El mármol es una roca metamórfica compacta, cuyo principio básico está constituido a partir de rocas calizas. Esto hace que sea un material con un grado alto de porosidad, lo que significa que puede dañarse fácilmente con cualquier tipo de ácido, las altas temperaturas o incluso la humedad. Aunque es bastante duro, un pequeño rayazo puede permitir que los líquidos o la oxidación del aire pasen a la capa inferior del revestimiento, provocando manchas en el mármol. Por ello, es más recomendado en espacios o piezas que requieran poco uso, como esculturas y otros elementos decorativos. En suelos o áreas como la cocina o el cuarto de baño, la utilización de mármol puede requerir un alto grado de mantenimiento.

Suelo y paredes de mármol
Suelo y paredes de mármol

Granito: características

Por su parte, el granito, es una roca ígnea plutónica, formada, en su mayor parte, por cuarzo, feldespato y mica. Se trata de la roca más abundante en nuestro planeta. Debido a su composición, el granito es mucho más resistente a las manchas y al desgaste que el mármol. La presencia de cuarzo en el granito proporciona una robustez superior a la del mármol. Asimismo, no es tan poroso y es resistente a productos químicos y ácidos. Con un revestimiento adecuado, según su uso sea para exteriores o interiores, los elementos construidos con tablero de granito tienen una duración sorprendente que aguanta durante muchos años sin alterarse por rayazos, pequeños golpes, derrames de líquidos o el desgaste del paso del tiempo.

En piezas como las encimeras de cocina o baños, donde estamos a diario, el granito responde mucho mejor que el mármol. Se limpia con total sencillez y no necesitará extremar el cuidado o un mantenimiento extra. Además, sus posibilidades decorativas, colores, diseños y estilos son muy amplias.

Lo mismo sucede para uso exterior, como recubrimiento en fachadas y monumentos. Tradicionalmente, el mármol ha sido el material más utilizado, debido a que es más fácilmente moldeable. Sin embargo, con el aumento de las agresiones climatológicas, como la lluvia ácida, o los daños provocados por el vandalismo urbano, el granito ha comenzado a reemplazarlo, puesto que es mucho más resistente y duradero. Además, en elementos ornamentales, aunque el granito es una piedra mucho más dura y requiere más habilidad para ser tallado, las técnicas modernas han avanzado mucho en este sentido, facilitando el trabajo.

Otra de las ventajas del granito frente al mármol es su precio. Al ser una de las piedras más abundantes en la corteza continental, su coste suele ser menor que el del mármol.

¿Qué te ha parecido esta entrada? Te esperamos en los comentarios y si te ha gustado compártelo en las redes sociales.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blog EuroCKP